Correos electrónicos: el principio y el final

Nota: Este artículo es la transcripción de un podcast, PES Intermedio 027 – Correos electrónicos: el principio y el final. ¿Cómo empezar un correo electrónico? ¿Cómo nos despedimos? Un repaso a las fórmulas más utilizadas en correos formales y entre amigos.

 Santiago: Podcast en Spanish, nivel Intermedio, programa número veintisiete. Bienvenidos. Soy Santiago Montero, director de Spanish Tutor DC, una academia de español en el área de Washington, en los Estados Unidos.

Un programa para los que escriben algún correo electrónico de vez en cuando. Un repaso a algunas fórmulas que vimos hace poco para el principio y para despedirse, para cuando escribes a amigos y para correos más formales.

Hoy no está Valeria. La vamos a echar de menos, la vamos a extrañar, pero vamos a pasarlo  bien y vamos a aprender alguna cosa. La transcripción de este podcast la publicaremos en el blog de la web para que la lea todo el que esté interesado, spanishutordc.com. Es muy útil tener por escrito todo lo que vamos a comentar sobre los correos.

Empezamos. Desde Silver Spring, Maryland, para el mundo. 

 Santiago: Vamos a empezar hablando de correos electrónicos que escribes a amigos o a conocidos. Un conocido es alguien con quien no tienes mucha relación, no llega a ser un amigo. La manera más sencilla de empezar el correo es con el nombre del amigo y el signo de dos puntos [:]. Si el amigo se llama Juan sería:

 Juan:

 Si tienen alguna duda sobre qué signo de puntuación es dos puntos, en el blog de la web tienen la transcripción. El error más común aquí es poner una coma después de Juan porque en inglés se pone una coma. Es un error pequeñito pero, en fin, tenemos que mencionarlo. El encabezamiento que más uso yo en los correos es con la palabra hola y el nombre del amigo,

Hola, Juan:

Hay que poner una coma [,] después de hola y los dos puntos [:] después de Juan. Esta segunda fórmula es un poco más amable que si solamente pones el nombre pero las dos son válidas.

¿Qué pasa en los correos más formales? Voy a contar lo que hacemos nosotros en la escuela. Supongamos que nos escribe Kate pidiendo información sobre las clases de español. Nuestro correo de respuesta lo empezamos en español,

Estimada Kate:

Si nos escribe un hombre entonces es estimado.

Estimado Mark:

 Si no estamos seguros de si la persona interesada es hombre o mujer -a veces no lo puedes saber por el nombre- entonces lo escribimos en inglés. Esto de estimado es la fórmula de cortesía estándar. En nuestro caso,  una escuela de español que le contesta a un posible cliente estimado funciona perfectamente.

Bueno ya tenemos el hola o el estimado, o estimada. Después de esto lo habitual es ir directamente al asunto pero si hace tiempo que no le escribes a esta persona, lo más adecuado sería escribir ¿cómo estás? o, más formal, de usted, ¿cómo está? Es una pregunta un tanto retórica, de cortesía que se usa también con amigos. Sin embargo, no tiene sentido usarlo con alguien con quien te escribes frecuentemente.

Sigamos. ¿Es posible empezar de una manera todavía más formal que el estimado? Sí, con señor o señora y el apellido:

Estimada Sra. Smith:  /  Estimado Sr. Smith:

Voy a deletrear la abreviatura de señora, ese mayúscula, erre, a, punto. Y ahora señor: ese mayúscula, erre, punto. En la transcripción verán mejor las abreviaturas de señora y de señor. Esta fórmula para nuestra escuela, por ejemplo, sería excesiva. 

¿Qué pasa si tienes que escribir un correo a una empresa, a una organización, al Gobierno, pero no hay un destinatario concreto, no tienes el nombre y apellido de una persona. Las dos fórmulas más utilizadas son, me parece, estas:

 A quien corresponda:

A quien pueda interesar:

 Las dos seguidas del signo de dos puntos. Por ejemplo, yo use el otro día a quien corresponda cuando mandé un correo a la embajada de España por un asunto de un pasaporte de una de mis hijas. Se usa en estas circunstancias.

Vamos ya con el final del correo. Yo diría que la despedida que más se usa es “saludos, saludos coma [,], y  debajo el  nombre del que escribe el correo. Saludos sirve para casi cualquier circunstancia. Por ejemplo, yo lo uso en los correos que mando a los estudiantes, a los compañeros, a los proveedores y a otras empresas con las que trabajamos. Saludos sirve para situaciones profesionales y también para los amigos.

Hay otras posibilidades, claro. Por ejemplo, para despedirte de alguien a quien vas a ver el viernes puedes decirle hasta el viernes en vez de saludos. O a lo mejor quieres despedirte dando las gracias por algo, gracias o muchas gracias también funcionarían en estos casos, en vez de saludos. Otra posibilidad es un abrazo. Si yo le escribo un correo a un amigo con el que me escribo de vez en cuando suelo poner un abrazo. En algunas circunstancias puedo despedirme así con un estudiante, que es al mismo tiempo amigo y cliente. Por ejemplo, si el estudiante está pasando por alguna circunstancia personal complicada.

Ya hemos dicho que saludos funciona también para los correos formales pero si uno quiere ser extremadamente formal lo que hay que escribir es atentamente. Tal vez en un correo sobre una entrevista de trabajo, un correo a alguien muy importante, en ese tipo de casos funciona bien atentamente. 

Vamos ahora con algunos errores. Lo que suele pasar es que el estudiante trata de usar en español una fórmula equivalente a las que se usan en inglés y muchas veces eso no funciona. Por ejemplo, cuando se despide traduciendo literalmente del inglés y escribe “miro hacia adelante para empezar las clases”. Lo mejor es, como hemos, dicho un simple saludos, o si se quiere ser muy formal, atentamente. Sin embargo, si realmente se quiere hacer mucho énfasis en la ilusión que te hacen las clases yo recomendaría la expresión tener ganas. Tengo ganas o tengo muchas ganas de empezar las clases. Tener ganas expresa un gran deseo de hacer algo. Es una expresión coloquial, no se debe usar en circunstancias formales.

Otro error clásico es despedirse diciendo por favor, déjame saber. Es otra traducción literal que no funciona. Lo que decimos en español es avísame o ya me dirás.

Un último comentario. A veces, quieres desearle que todo le vaya bien a la persona a la que escribes. Mucha gente simplemente escribe al principio, después de hola o estimado, espero que todo vaya bien. Otros lo hacen al final.

Recapitulando o resumiendo, en la mayor parte de los casos el correo se puede empezar con un

 Hola, Santiago:

 O un poco más formal con:

 Estimado Santiago:

 Y  para despedirse la palabra saludos funciona casi siempre.

Esto es todo por hoy. Recuerden que tienen la transcripción de este podcast en el blog de la web, spanishtutordc.com. Muchas gracias a todos. Es una gran alegría que haya tanta gente interesada en aprender una segunda lengua, o una tercera. Adiós.

 

 

 

 

 

 

Header Text