Call Us Today

El mundo al revés: el futuro es ahora y el presente es después

Los tiempos verbales son misteriosos y a veces funcionan de manera desconcertante (que causa sorpresa, de manera extraña). Por ejemplo, uno podría pensar que el futuro simple, como su nombre indica, siempre se refiere a acciones que ocurrirán en el futuro. Sin embargo, no es así. Hoy vamos a hablar sobre un uso inesperado del futuro simple (yo hablaré, tú hablarás, etc.), y sobre otro uso, este probablemente menos sorprendente, del presente (yo hablo, tú hablas, etc.).

Un muerto en la cocina

Todos sabemos que el futuro simple expresa futuro. Algunos ejemplos: mañana iré a Nueva York / Esta noche saldremos a bailar /  El año que viene compraremos una casa. Como hemos dicho, no siempre es así y vamos a explicarlo con la ayuda de un estudiante. Hace algunos años el gran Assad, un estudiante que ahora es prácticamente bilingüe, me mandó un correo para describirme la escena de una película española que yo no había visto todavía, “Volver”, de Pedro Almodóvar. En la escena, un ama de casa (una mujer cuyo trabajo es ocuparse de las tareas de su casa) interpretada por Penélope Cruz está en la cocina de su casa junto con su hija. En el suelo está el cadáver (el cuerpo sin vida, un muerto) de su marido que, por cierto, no ha fallecido (no ha muerto) de muerte natural. En ese instante alguien llama a la puerta. La madre y la hija se miran aterradas y el personaje de Penélope Cruz le susurra (hablar en voz muy baja) a la hija: “¿quién será?”. 

¿Quién será?

 “Será” es el futuro del verbo ser pero, sin embargo, en esta situación no expresa futuro. Alguien ha llamado a la puerta y esta persona está en este momento, en el presente, al otro lado, esperando que Penélope abra la puerta. En esta situación lo que expresa “será” es una conjetura o probabilidad en el presente. Es decir, “¿quién puede ser la persona que acaba de llamar?”, “¿quién crees que puede ser?”, “¿quién será?”. Assad estaba muy contento porque descubrió en una película lo que habíamos visto es clase. No recuerdo la respuesta de la hija de Penélope Cruz en la escena pero probablemente sería algo así: “no sé, será el vecino”; “será el vecino” es lo mismo que “tal vez es/sea el vecino”, “puede que sea el vecino”, “es probable que sea el vecino”. Es decir, otra vez el futuro, “será”, para expresar una probabilidad sobre el momento presente.

A partir de entonces, Assad empezó a reconocer este uso del futuro en sus charlas (conversaciones) con amigos latino porque la verdad es que es muy común. Más ejemplos: si alguien te pregunta “¿cuántos años tiene Bob Dylan?”; tú no estás muy seguro pero si crees que puede tener 74 o 75, entonces una posible respuesta sería: “no sé, tendrá unos 75”.  Un tercer ejemplo: alguien quiere saber dónde está tu hermano y tú no lo sabes con seguridad pero sí sabes que son las diez de la mañana y que tu hermano va a la universidad. La respuesta podría ser: “estará en clase”.  Es decir, es posible o probable que ahora mismo, un lunes a las diez de la mañana tu hermano esté en clase. La manera más coloquial de expresar esto es “estará en clase”. En el podcast “Riding my bike in Maryland and DC”  encontrarán más información sobre este uso del futuro como conjetura o probabilidad en el presente.

Presente que expresa futuro

Acabamos de ver que el futuro puede muy bien expresar presente. Parece muy justo entonces que, en reciprocidad, el presente pueda expresar futuro. En realidad, el presente es un tiempo verbal bastante misterioso porque puede usarse para referirse al pasado, al futuro y al propio presente. Veremos todo esto otro día para centrarnos hoy en el presente que expresa futuro. Un ejemplo: el jueves que viene tomarás un par (dos) de semanas de vacaciones. Por supuesto puedes decirlo usando el futuro y también ir + infinitivo: el jueves me iré de vacaciones un par de semanas / el jueves me voy a ir de vacaciones un par de semanas. Sin embargo, yo diría que la manera más coloquial de expresarlo es usando el presente: el jueves me voy de  vacaciones un par de semanas.

Es un uso muy corriente (común, habitual) del presente. Lo oirán constantemente en conversaciones con hispanohablantes. Es importante  recordar que, en estos casos, el presente suele ir acompañado de una palabra que nos recuerda que la acción se refiere al futuro. Estas palabras que ayudan al presente a expresar futuro son numerosas: la semana que viene, esta noche, mañana, el próximo año, después, más tarde, etc.  Más ejemplos: estás hablando por  teléfono con tu pareja pero tienes que colgar (terminar, poner fin a la conversación telefónica) y te despides así: “bueno, hablamos esta noche”. Más ejemplos: el año que viene me compro el coche / Este fin de semana hago una paella.

Aquí les dejo ahora unos cuantos ejercicios sobre los dos usos del futuro que hemos visto. Recuerden que en nuestras guías didácticas encontrarán explicaciones gramaticales y muchos más ejercicios.

Ejercicios

Por favor, envíe su comentario en español

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Header Text